Pasos para despedir a un trabajador

Un hombre en traje con un paraguas en medio del mar y una tormenta.

Ésta es una de las decisiones más difíciles que debe asumir un ejecutivo o mando hoy en día. Los lazos afectivos y la interacción cotidiana con el profesional dificultan el momento en el que es necesario prescindir de la persona (más aún si los motivos no están relacionados con su rendimiento). Es importante asumir esta tarea como una más si se gestiona equipos.

01Analice y medite acerca de las razones del despido. Dada la importancia de las consecuencias de la decisión, es importante que clarifique las causas del despido, para disponer así de argumentos en el proceso con el trabajador.

02Disponga de todos los datos necesarios (causas del despido). Sea cual sea el motivo, debe disponer de todos los documentos que apoyen la decisión tomada (evaluación del desempeño, datos de rendimiento, hojas de objetivos, etc.).

03Sea transparente con la información. Hasta el momento de la decisión, es esencial no esconder información y ser claro con todos y cada uno de los colaboradores sobre el motivo de despido, acerca de la realidad de la organización, área funcional o puesto de trabajo.

04Evite posibles filtraciones. Teniendo en cuenta que se trata de una decisión de calado, trate, por todos los medios, que no llegue a los oídos de la persona antes del momento de que sea informada.

05Clarifique de forma previa los detalles del despido. Antes de encontrarse con el profesional al cual debe despedir, disponga de información relativa a la temporización, sueldo, finiquito, etc.

06Escoja la persona adecuada para hacerlo. El despido debería llevarlo a cabo el supervisor directo, mando o gestor del equipo, antes que el gerente de RRHH o cualquier otra persona ajena a la gestión operativa del puesto que ocupa la persona que va a ser despedida. Aún así, puede ser recomendable que le acompañe un responsable de RRHH como testigo y facilitador en el procedimiento de despido.

07Encuentre el momento y el entorno adecuados. La reunión se tiene que llevar a cabo en un despacho tranquilo, cerrado y que evite posibles interferencias molestas. Se recomienda escoger los primeros días laborables de la semana para poder asimilar mejor la noticia y dar el tiempo necesario al equipo de trabajo. Es del todo innecesario y obvio mencionar que el despido nunca debe realizarse vía telefónica o por correo electrónico (u otros medios, como Whatsapp o redes sociales).

08Manténgase calmado y sea conciso. En este tipo de reuniones es mejor ser breve y no andarse por las ramas. De todas formas, una vez se ha informado a la persona acerca del despido y de los argumentos pertinentes, es importante abrir un espacio para los comentarios del trabajador, eso sí, evitando posibles discusiones. Ante todo, debe mantener la calma ante posibles estallidos o conflictos, dado la naturaleza emocional del encuentro.

09Oriente y acompañe a la persona.Además de informar acerca de los detalles de la salida de la organización, es importante orientar al trabajador sobre los pasos que debe seguir, a quién puede dirigirse, las opciones profesionales con las que cuenta, etc. Puede remitirlo a RRHH (en caso de que la organización cuente con el departamento) para que le facilite información sobre cómo hacer la transición en el mercado laboral y encontrar alternativas factibles para su perfil.

Anúnciate Gratis en nuestro Mercado GlobalAnúnciate Hoy>

Ingresa tu Empresa al Mercado Global

Gana visibilidad en el Mercado Global de Negocios Hispanohablantes

Registra tu Negocio>

El articulo se agregó a tus favoritos
Cerrar